×
×
Red Internacional

Rumbo a segunda ronda. Cuál es el panorama para el movimiento de mujeres

El 03 de abril habrá segunda ronda entre José María Figueres y Rodrigo Chaves. Con un abstencionismo histórico del más del 40% del electorado, ambas candidaturas pretenden llevar adelante la agenda de ajustes del FMI.

Fernanda Quirós MoyaOrganización Socialista Revolucionaria - Pan y Rosas Costa Rica

Martes 8 de febrero | 21:19 | Edición del día

Los resultados de las votaciones nacionales del 06 de febrero llevan a una segunda ronda entre José María Figueres, candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), y Rodrigo Chaves, candidato del Partido Progreso Social Democrático. Figueres encabezó el primer lugar con un 27,26%; mientras que Chaves obtuvo un 16,70% que lo posiciona en el segundo lugar.

El partido del gobierno actual, PAC, tuvo una dura derrota al obtener un 0,66% de los votos y ninguna diputación para la Asamblea Legislativa, por lo que queda desaparecido del escenario político nacional. No es de extrañar, pues fue el gobierno que legitimó los despidos y las rebajas salariales en medio de la pandemia, afectando en su mayoría a mujeres de clase trabajadora; además de utilizar la aprobación de la Norma Técnica como moneda de cambio para contener al movimiento de mujeres en medio de la Huelga General contra el ajuste fiscal.

La abstención del voto fue de un 40,29%, siendo este el porcentaje más alto en la historia electoral del país, lo que significa que dos de cada cinco personas habilitadas para votar, no lo hicieron. Este abstencionismo estuvo vinculado con la crisis de representatividad política y el descrédito en los partidos, lo cual se enmarca dentro de un panorama de ajustes y crisis económica que ha recaído en las condiciones de vida de la clase trabajadora, mujeres y juventud precarizada; mientras que los intereses de los partidos priorizan a los grandes empresarios.

La falta de credibilidad deja planteada desde ya la tarea de un partido que logre aglutinar todas las demandas de la clase trabajadora y sectores empobrecidos, que, en lugar de administrar la crisis, rompa con esa lógica.

Te puede interesar: Elecciones 2022. Dura derrota de Gobierno, segunda vuelta con candidatos del ajuste y reconfiguración en Asamblea Legislativa

Elecciones antidemocráticas

Ante la segunda ronda del 06 de abril, la democracia burguesa plantea la interrogante sobre si será Figueres o Chaves quien llegue a la Casa Presidencial, haciendo parecer que la población tiene la decisión en sus manos.
Sin embargo, el primer elemento es que, lo que los medios de comunicación oficiales catalogaron como “fiesta democrática”, de democracia no tiene nada. Las elecciones nacionales tienen un carácter antidemocrático que favorece a los partidos con mayor consolidación a nivel nacional, que son los mismos que tienen sus intereses puestos en el gran capital.

Justo antes de los resultados electorales, en Canal 7 se reprodujo un reportaje en el que se les preguntó a varias personas de Isla Chira las razones por las que van a votar. La razón prioritaria fue que votarían para que el presidente les dé una casa, ya que la actual se encuentra en mal estado. Partidos como PLN, PRN Y PPSD (partidos que quedan en los primeros lugares de resultados electorales) garantizaron transporte gratis hacia los centros de votación. Este es un ejemplo del carácter antidemocrático de las elecciones, en donde los partidos de los grandes empresarios hacen promesas que juegan con el hambre y las necesidades de sectores empobrecidos.

Panorama para las mujeres

Ante los resultados electorales, el movimiento de mujeres ha salido a repudiar las agresiones sexuales que Chaves llevó adelante mientras fue funcionario del Banco Mundial, las cuales estuvo negando o minimizando durante toda su campaña electoral. En redes sociales se ha comenzado a denunciar que a la red de apoyo Alto al Acoso UCR les ofrecieron dinero por parte de la campaña de Chaves con el fin de silenciar las denuncias que la red ha realizado en sus redes.

Por su parte, Figueres también ha sido denunciado por haber agredido física y verbalmente a su madre, hermana y exesposa. Anteriormente, el PLN ha encubierto descaradamente las múltiples denuncias por abusos y acosos sexuales llevadas a cabo por Óscar Arias, a quien no se le realizó ningún proceso legal tan siquiera, demostrando que las leyes no son igual para todas las personas.

En cuanto al derecho a decidir, ambos candidatos han manifestado estar en contra del aborto legal, pese a que es una realidad que afecta mayormente a las mujeres de clase trabajadora.

A este repudio también se suma que, recientemente, el jugador de fútbol Marcel Hernández, fue absuelto por delitos de violación y relaciones impropias.

El repudio del movimiento de mujeres ante estas acciones se vincula con los cuestionamientos a la institución judicial que se han manifestado en las calles, pues el Estado no garantiza medidas para evitar la violencia contra las mujeres y receta impunidad frente a los casos de femicidios y violencia de género. Si una y otra vez el Estado y sus instituciones demuestran no importarles la seguridad y la vida de las mujeres, hay que romper con las salidas que pretenden fortalecer el Estado y conducir a que el movimiento de mujeres confíe en esas mismas instituciones, o esperar que unos cuantos diputados aboguen a medias por nuestros derechos. Por eso, desde Pan y Rosas hemos venido levantando la necesidad de crear Comisiones independientes de investigación, conformadas por el movimiento de mujeres, familiares de víctimas de violencia de género y organizaciones sociales y políticas.

Por otra parte, ninguno de los dos candidatos ofrece un panorama distinto para las mujeres con respecto a sus condiciones de trabajo y de estabilidad económica. En medio de la pandemia y producto de la agenda de ajustes que el gobierno del PAC y las tendencias en la Asamblea Legislativa llevaron adelante, el desempleo, la precariedad y la informalidad del trabajo tuvieron altos porcentajes, afectando en su mayoría a las mujeres de clase trabajadora, quienes vieron un alza en el costo de la vida.

Tanto Figueres como Chaves han hablado públicamente de combatir los problemas actuales, como lo son el desempleo y el alto costo de la vida. Sin embargo, sus acciones conducen a pensar lo contrario. Chaves fue Ministro de Hacienda del gobierno del PAC, lo que lo coloca como responsable directo del ajuste fiscal contra el sector público del país; mientras que el PLN tiene una larga historia con lo que respecta al empobrecimiento de la clase trabajadora, como lo fue el Programa de Ajuste Estructural, la aprobación del Tratado de Libre Comercio y los recortes a la educación. ¿Cómo pretenden hacerle frente al desempleo y el alto costo de la vida, si ambos candidatos tienen intención de llevar adelante la agenda de ajustes del FMI, agenda que estará empobreciendo aún más a la clase trabajadora, mujeres y sectores empobrecidos? No hay una respuesta positiva para la clase trabajadora, si ambos candidatos quieren negociar y dialogar con el FMI.

Te puede interesar: Elecciones y qué hacer ante los pactos con el FMI, los ajustes en curso y los que vendrán

Figueres incluso agregó, en su discurso post-resultados electorales, que tendrá “un gobierno con igualdad de derechos y con dignidad para las mujeres” y que su gobierno “combatirá de frente todos los tipos de violencia que se ejerce contra las mujeres y no ocultará con juegos de palabras el irrespeto a la integridad de las mujeres”. Sin embargo, desde su discurso, Figueres ya oculta con juegos de palabras que, al igual que Chaves, él estaría llevando adelante un empobrecimiento de sectores más vulnerables, pues violento es, también, cuando a las mujeres se nos somete a la agenda de ajustes del FMI, cuando recortan en educación, cuando el salario no alcanza para vivir, o cuando no hay acceso a viviendas dignas.

No se trata solamente de señalar las acciones de agresión que ambos candidatos han realizado; se trata, además, de evitar que el movimiento de mujeres entre en una dinámica de ser utilizadas como moneda de cambio y apostar por un mal menor, que no existe. También de sumar a nuestras demandas como mujeres el derecho a la vivienda, a la educación, a salarios que cubran la canasta básica, y a organizar la resistencia contra los ajustes del FMI a partir de un Encuentro de Trabajadoras y juventud.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias